nl | en | es

Jugando con la fuerza de la vida

 

Joos ha escrito un tercer libro.
Se llama: JUGANDO CON LA FUERZA DE LA VIDA.

Se trata de los puntos de energía que hay en el cuerpo.
El libro está basado en el sistema de los "cierres de energía" de Jin Shin Jyutsu ®.

Motivo para escribir el libro es un interés de Joos en los Mayas y el Tzolkin.
Parece que los "sellos" de los Mayas coinciden con los puntos de energía que hay en el cuerpo.

El libro es publicado por LibrosenRed, en Argentina.
ISBN: 978-1-59754-307-1

Está en venta en http://www.librosenred.com//Libros/jugandoconlafuerzadelavida.aspx,
El precio del libro es en dollares: $ 12,90.

en https://www.amazon.com/s/ref=nb_sb_noss?url=search-alias%3Daps&field-keywords=jugando+con+la+fuerza+de+la+vida

en http://search.barnesandnoble.com/booksearch/isbninquiry.asp?ISBN=9781597543071

También puedes encargar el libro por mandar un email a joos@joosbouwmeester.com.  
En tal caso el precio, incluido los costos de envío es, en euros: $30.25

Ejemplo de una página del libro:

   23. La paz de la existencia

 
Este punto está ubicado en el centro de tu espalda, a la altura de la duodécima costilla, a ambos lados de la columna vertebral. Se encuentra a la misma altura del punto 14 que está en la parte delantera de tu cuerpo.

Conozco muy bien el bloqueo de este punto.

Las señales de miedo que el cuerpo emite se originan aquí.
Parece como si el miedo fuera la verdad. Es un miedo de causa indeterminada.
La reacción de combatir o escapar tiene que ver con esta región.
El miedo proviene de la sensación vaga de no estar en el lugar correcto.
Separamos la parte superior del cuerpo de la parte inferior cuando sentimos así. También rompemos la conexión que hay entre nuestra existencia física y el sentido de quienes somos.

Cuando en el pasado repetidamente nos hemos asustado, o cuando hemos vivido en condiciones traumáticas, nuestro cuerpo a menudo no vuelve a la confianza habitual en su correcto funcionamiento. El cuerpo queda en estado de alerta, como si siguiera buscando la posibilidad de huir aunque ya la amenaza ha pasado hace tiempo.
Cuando sucede esto, el cuerpo está en estado de shock.
Comenzamos a esforzarnos y a dividirnos entre perfeccionismo y miedo. Nos adaptamos a lo externo y resistimos en nuestro interior. Hacemos una separación entre pensar y sentir y nos ponemos a pensar de manera excesiva.
Muy rara vez es necesario huir. Sin embargo, nuestro cuerpo permanece reaccionando de esta manera. Así, la conexión con la paz de nuestra existencia termina por ser quebrada.
Por lo general, será difícil que uno restablezca la confianza en la vida. Parece que el miedo es más real que la realidad misma y que no podemos hacer nada para evitarlo. Es como si, estando parados, quisiéramos levantar nuestros pies del suelo tirando de los cordones de nuestros zapatos.

¡Jin Shin Jyutsu da una solución!
Podemos recuperar las conexiones armonizando el punto 23.
De esta manera restablecemos la conexión entre el lado superior del cuerpo y el lado inferior, recuperando la conexión entre nuestra existencia física y la Energía que somos.
El miedo cede su sitio a la confianza.

Puedes poner tus manos a ambos lados de tu columna vertebral, en el centro de tu espalda.
También haz contacto con el punto 2, justo por debajo, en la parte superior de tu cadera: “La paz de no saber�.
Imagínate que la energía de “La paz de no saber" circula ascendiendo al centro de tu espalda.
La manera más fácil para restablecer la conexión entre la parte superior y la parte inferior del cuerpo es poniendo tu mano izquierda en tu hombro derecho, en el punto 3, y tu mano derecha en tu ingle derecha.
Quédate sentado en esta posición durante algunos minutos.
Después, pon tu mano derecha en tu hombro izquierdo, en el punto 3, y tu mano izquierda en tu ingle izquierda.

¡Qué diferencia hay cuando logro abrir esta zona para la circulación! Me siento fluir.
Me siento menos dependiente de mi medio ambiente. Por eso puedo abrirme de nuevo para recibir comentarios constructivos de mi entorno acerca de la forma de este libro.
Los fantasmas han desaparecido
.